Aura ¿Qué es, cómo se puede ver y sentir?

Aura Reiki

Todo sobre el aura

No albergamos exclusivamente el cuerpo físico,el que fácilmente podemos ver al mirarnos en el espejo,sino que también habitamos un cuerpo etéreo,un cuerpo astral o emocional,otro cuerpo llamado mental y el cuerpo causal.Todos ellos,sutiles,abarcan lo que viene a llamarse el aura.El aura es esa envoltura que no vemos pero podemos notar si dejamos que nuestras manos toquen sin mirar,intentando indagar con nuestra mente.El aura es el campo energético que hace de «coraza» durante varios años,no consintiendo que la enfermedad llegue al cuerpo físico en sus distintas partes:aparato digestivo,locomotor,respiratorio,circulatorio,mental.Todo cuerpo tiene una energía y es ésta la que primero entra en contacto con la nuestra.El reiki no solo se hace al cuerpo físico,sino que envuelve todos los cuerpos que poseemos.Pasamos a hacer una corta explicación de todas esas apariencias .

Apariencias del aura

El cuerpo etéreo o emocional.La energía es vibración.Vibración tenue que sin calma no se puede notar.En el cuerpo etéreo o etérico están los sentimientos.Cuando somos capaces de percibir el cuerpo físico en toda su magnitud,cuando somos capaces de percibir como está manando la sangre por nuestras venas,que el aire se depura y pasa a la sangre solo el oxígeno que contiene,seremos capaces de sentir donde nacen los sentimientos.

Conoceremos que el odio que sentimos y el amor que nos asalta cuando vemos a alguien se genera en el cuerpo etéreo,muy cerca de la piel.Si estamos mentalmente en silencio podremos comprobar las olas energéticas de este campo.

El cuerpo astral.

Este campo es el que consiente vincular a un plano,puede que sea más difícil de comprender.En él habitan los deseos y miedos.Más volátil que el etéreo,este cuerpo funciona con alguna autonomía del cuerpo físico y puede interactuar con otros planos más sutiles.Por ejemplo,cuando dormimos,mientras el cuerpo físico descansa,el campo astral puede moverse a lo que son llamados «viajes astrales»,a otros espacios de tiempo.En más de una ocasión hemos ido a un lugar que nos parecía muy familiar,o hemos hablado con alguien y sabíamos que iba a suceder,y de repente,el pensamiento que se nos viene es el de que «esto ya lo había soñado yo».

El cuerpo mental.

Es una capa energética muy fina,generadora de los impulsos electromagnéticos del cerebro.Cuando intuimos qué es lo que nos van a decir,si alguien nos va a llamar o si piensa en nosotros.El cuerpo mental está activado,ligándose al campo mental de la otra persona que está en ese momento ocasionando pensamientos en forma de impulsos eléctricos.En este campo es donde se hace el cambio de pensamientos.Este campo se aflige cuando los pensamientos son más macabros y obsesivos.Por ejemplo,si únicamente tenemos la atención centrada en un solo pensamiento conseguiremos que este campo se debilite de tal forma que la enfermedad puede llegar al campo físico.

El cuerpo espiritual.

Es el campo más liviano que podemos tener.Extremadamente delicado,puede ser alterado por los planteamientos del Cuerpo Mental.Cuando nuestra fe o enlace con lo espiritual (el Supremo)es puesto en duda,este cuerpo empieza a cansarse.Este campo está unido a la religión que pueda procesar el individuo,pero no necesariamente nuestras creencias tienen que estar catalogadas en una fe dogmática.Podemos tener fe en nosotros mismos y cuando nos debatimos nuestra veracidad en los actos,o no nos sentimos que merezcamos lo bueno que puede venir,fruto del esfuerzo.Cuando nos preguntamos el por qué y para qué de nuestra vida,si es que hemos venido a trabajar,comer,dormir,etc.,el campo espiritual empieza a debilitarse y a apagarse.

Existen más campos energéticos que recubren el cuerpo físico,pero los expuestos anteriormente son los más importantes y significativos de cara a entender que el Reiki puede tener un alcance mayor si lo llevamos también al plano energético de nuestro cuerpo.

¿Cómo se puede ver y sentir el aura?

Lo más importante,para poder ver el aura hay que tener ganas de verla y no querer mirarla,la forma en que se utilicen los ojos decidirá si la podemos ver o no.

En una habitación tranquila ,donde no entre luz del exterior y la luz que haya sea muy tenue,nos sentaremos en una silla o en el suelo.Hacemos algunas respiraciones profundas para relajarnos con los ojos cerrados.Seguidamente levantamos nuestros brazos con las manos abiertas hasta la altura de los ojos y a unos 30 centímetros.

Percibimos el contorno de brazos,muñecas,palmas de las manos y dedos.Ahora observamos entre estos,dándonos cuenta del espacio que hay entre el pulgar y el índice,entre este y el corazón,etc..Mira también tu otra mano.Cierra los ojos y baja tus manos hasta tu regazo y descansa.Repite la acción,pero esta vez,mueve tus manos dibujando círculos concéntricos de unos 15 centímetros de diámetro.Para tus manos a la misma distancia que el ejercicio anterior.Observa ahora también la palma de la mano.Continúa mirando la otra mano.

Estos dos ejercicios te habrán dejado observar tu propia energía,tu aura.

Para poder ver el aura o campo magnético de otra persona el ejercicio cambia.En la misma habitación,pide a otra persona que se siente frente a ti,con la misma intensidad de luz y delante de una pared blanca o de un color muy claro.

Cierra tus ojos,tranquilízate con respiraciones profundas y cuando estés preparado abre tus ojos y sin mirar directamente a la persona que tienes frente a ti mírala a unos 10 o 15 centímetros por encima de todo el entorno de su cuerpo.Pasados unos minutos en esta situación pide a esta persona que abra los brazos en cruz y vuelve a hacer la observación.Si aún así no consigues ver su aura,pide que agite los brazos en la forma que hemos explicado en el ejercicio anterior,quizá resulte más fácil.Sin embargo,si no has podido verla,sigue entrenando y el tiempo te dará los resultados.

 

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Aura Reiki
Author Rating
5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *