Reiki a distancia

La sesión empieza de la misma manera que en el primer nivel,enn esto no hay diferencia.La diferencia estriba en que ahora no tienes a tu paciente presente,por ello tendrás que idear alguna manera para tenerlo «presente».

Métodos para llevar a cabo el Reiki a distancia

Hay muchos métodos y quizás tú descubras el tuyo propio.El más común es el de pensar en el paciente y hacer el Reiki sobre nuestros muslos,teniendo en cuenta que nuestra rodilla será la cabeza y la ingle sus pies.Utilizaremos el otro muslo para la parte posterior de su cuerpo,o sea su espalda.Otro método es hacernos con una fotografía del interesado y ponerla entre nuestras manos. Todo esto lo podemos hacer acómpañandolo de una musica reiki relajante

El tercer método consiste en visualizar a la persona y empequeñecerla hasta que quepa entre nuestras manos y cóncavas éstas enviarle Reiki.Otro método es el de utilizar un fetiche como una almohada,muñeco o cualquier otra cosa que nos sirva para simular el cuerpo de nuestro paciente.El último método,para mí el que mejor resultado da,consiste en visualizar a la persona en su tamaño natural y en un lugar que nos resulte cómodo.En un espacio privado que hayamos creado en nuestra mente.

Allí podrás tumbar a tu paciente y hacer la sesión como si fuese de primer nivel.Paso a paso.La cuestión es que visualizar durante un periodo largo de tiempo quizás te pueda resultar difícil y pierdas la concentración.Pero si consideras que este es tu método,sigue practicando y poco a poco lo llegaras a conseguir.Todo requiere práctica.

La segunda cuestión,una vez tenemos un método para enviar la energía Reiki a distancia,es la cuestión de honestidad y respeto hacia aquel que no quiera ser ayudado.Cuando hablo de un paciente,tengo claro que esa persona ha pedido expresamente que se le haga Reiki,en cuyo caso no será necesario que mentalmente se le pregunte si quiere o no que se le haga.Pero,¿y aquellas personas que pensamos que podrían necesitar intervención?Pues si creemos que una persona puede necesitar ayuda,pongámonos en contacto con ella,expliquémosle qué podemos hacer por ella y si acepta,ya está,hemos obtenido su permiso.Pero si no es posible ponerse en contacto con ella deberemos obtener su permiso mentalmente.Visualiza a esta persona y,mentalmente,pidámosle permiso para hacerle Reiki.

Su respuesta será clara,o sí o no.Y la primera es la que vale.No por mucho que sigamos preguntando va a cambiar su opinión,si dijo que no,es que no.Por favor respetemos la decisión de no ser ayudado.En tercer lugar,debemos solicitar ayuda a nuestros maestros,la energía universal,los maestros Reiki a que nos acompañen en la sesión Reiki y nos ayuden  allí donde no llegamos a entender o comprender lo que suceda durante la intervención.Bien,ya tenemos un método,el permiso del paciente y la ayuda que solicitamos está ahí.

Ahora debemos dibujar sobre el paciente visualizado,la foto,el fetiche o los muslos los símbolos de Reiki II.Empieza por CHO-KU-REI.Se dibuja una sola vez y,golpeando con una suave palmadita sobre él se repite su mantra tres veces.Seguimos con SEI-HE-KI de la misma manera que procedimos con CHO-KU-REI.Lo mismo haremos con HON-SHA-ZE-SHO-NEN.A partir de aquí la sesión será abierta.Nos dejamos fluir y ponemos nuestras manos sobre la zona que sintamos y permanecemos allí hasta que una nueva sensación nos indique algo diferente.Durante la sesión podemos notar resistencias o sentimientos hacia/de la persona a la que estamos ayudando.esto solo muestra la conexión con el paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *